El Senor Corchea es un espacio de Elvia Rosa Castro para publicar sus textos sobre arte cubano y los de aquellos que deseen colaborar con ella. También intentara estar actualizado respecto a las noticias para que sus amigos y conocidos (y otras personas) conozcan la info de casi primera mano y rápida.
Principalmente Contra el título

Principalmente Contra el título

Por Raquel Cruz Crespo

Casi se me va. Casi empiezo con un sentencioso debe respetarse a los maestros como debe temerse diariamente a Dios, porque su mal uso o abuso tiene como contraindicación primera el dejarnos en evidencia. Pero hay mucho absoluto, mucho general, mucho nopodermiento, y una tranquila confirmación y negación simultáneas de ambos Filifor y Filimor.

Propongo luego lo siguiente, debe sospecharse de nuestro uso de los maestros como debe desmontarse diariamente a Dios. Y solo a menos que se supiera, que se intuyera con absoluta preñez un acierto… Y quizás aún me quede la duda.  

Mi primer encuentro con esta exposición del Chinito sucedió desde antes de ir, y esto lo explica todo.

Sucedió desde el momento en que leí CONTRA LOS POETAS, y en mi ya no tan blando cerebro se hicieron las asociaciones. Y por supuesto, la primera impresión que tuve ante la futura expo del Chinito fue de miedo. Un miedo frío porque a grandes rasgos aprecio el trabajo de Luis Enrique, y su trayectoria me iba pareciendo lógica. Porque a la vez que se convoca es imposible incumplir, y quedarse a medias en la cita tiene el signo de la incapacidad. -Muchas veces inmerecido.-

Cierta profesora que tuve nos dio tal cuerazo en el joven segundo año de la carrera con el ESTE ES AQUEL que todavía lo llevo impreso. Y con inconsciente mirar fue lo primero que busqué en la Servando. En este momento le puedo contestar que una de las ramificaciones del principio aristotélico se manifiesta en la cita. CONTRA LOS POETAS es Gombrowitch, y el Chinito, al invocarlo, se torna su representante, su portavoz, su émulo. En última instancia y ajustado a un trueque matemáticamente inverso de equivalencias, su némesis.

Por transitividad, la exposición establece una relación total o parcial (nunca de forma neutra) de contenido/continente con el ensayo del polaco. Y aquí me adentro en el pantanoso terreno de la voluntad personal, la interpretación personal, la competencia personal y las sensibilidades colectivas. Si habláramos de lo que se ve en la muestra, con sus varias lecturas posibles y una predominante que quiero entender como la escenografía del meteórico estatus del arte cubano ahora mismo, se puede hacer concesiones -algún mediodía más que otro. Recalco que puede ser un terreno pantanoso porque no es incierta la relación entre lo que el Chinito expresa, dice, guiña, y la realidad mirada a través de CONTRA LOS POETAS:

 El mundillo del cuculeíto al 200%. La charca del arte como espejo de Narciso, reflejandoclásicos de la vanidad y otras pasiones más elevadas o bajas en función de compresionar las relaciones. El sustantivo GRUPO, el sintagma VISITA DE ESTUDIO, escenas de conversaciones como un ruido blanco, de CVs como un ruido blanco; y la caza masiva del ornitorrinco blanco de una cultura beige permeándolo todo. Ya sin tanto adorno y referido al boom (finito, cosa que todos saben pero no todos entienden) en el que estamos: la asistencia cotidiana al caos y el facsímil.

Otras explicaciones o interpretaciones sobran porque dentro o fuera de Cuba, para quienes fue hecha esta expo, es decir, nosotros mismos, sabemos ya de qué se habla, porque lo hablamos a diestra y lo escuchamos a siniestra.

Pero es imposible sentirse empantanado en ese blancor demasiado limpio. En ese blancor que emula el blanco de la David Zwimer Gallery (en Chelsea NY) en la reciente faceta blanca (y de yeso) de Jeff Koons. Porque desde ese impecable uso de la retórica exhibitiva contemporánea, del léxico de la exposición institucional de primer nivel, desde todos esos statements en inglés, ruge Witold Gombrowitch: ‘quisiera llamar la atención sobre mi profunda vinculación y a la vez desvinculación con Sudamérica[1]. Porque el latinoamericano en su fuero interno comparte, y grandemente, mi afán de liberación. Pero, considerándolo su debilidad y vergüenza secreta, trata de producir “a la altura de París”. Así nacen vuestros poemas.’

En desfavor de ese pantanoso terreno al que quisiera ceder, con el que quisiera empatizar y ser comprensiva, actúa como muralla CONTRA LOS POETAS. Porque cuando yo escucho, o entiendo que se va a hacer una muestra titulada CONTRA LOS POETAS, espero que el empingue haga al churre llenarse de electricidad. Espero del propio Luis Enrique López Chávez (y si así hubiera sido, aplausos deportivos) LOS SÍNTOMAS DEL ENGAÑO. Espero al isleño Czeslaw Milosz que sea capaz de empequeñecer y engrandecer, y con un tremendo puño colocar en su lugar justo a los poetas, su colega G incluido.

Los síntomas del engaño, 2015. MNBA. Bienal de La Habana

Los síntomas del engaño, 2015. MNBA. Bienal de La Habana

 

Hay varias estrategias: el empequeñecimiento propio y ajeno y a veces forzado, la disminución de todo lo inflado, lo ridículo, lo inmodal, la fachalfarra al descubierto, la malaxación, la voluntaria inmadurez como filtro. Ninguno de estas, u otras, admite la blanda inocencia y la buena forma.

Empero, si se hubiera llamado la expo DUDAS DE POLLO[2], este texto hubiera sido otro.

[1] Por el uso de la palabra América para referirse a EEUU en otros momentos del ensayo, quiero entender que W. G. comprende como Sudamérica todo lo que queda al sur de los Estados Unidos.

[2] Sintagma que le estoy expropiando a un amigo, sin su conocimiento.

Mentira piadosa

Mentira piadosa

ARTISTA CUBANA EN DOCUMENTA 14

ARTISTA CUBANA EN DOCUMENTA 14