El Senor Corchea es un espacio de Elvia Rosa Castro para publicar sus textos sobre arte cubano y los de aquellos que deseen colaborar con ella. También intentara estar actualizado respecto a las noticias para que sus amigos y conocidos (y otras personas) conozcan la info de casi primera mano y rápida.
LOS “DESPAYASITADOS” DE YOANDY ROCHE REINAUGURAN LA ARCHE GALERÍA DE SANTA CLARA

LOS “DESPAYASITADOS” DE YOANDY ROCHE REINAUGURAN LA ARCHE GALERÍA DE SANTA CLARA

Por Danilo Vega Cabrera

 

La exposición Despayasitados que por estos días se encuentra expuesta en la Arche Galería de la Uneac de Villa Clara —uno de los mejores espacios expositivos de las provincias y que llevaba casi un año cerrada por reparaciones— es, con seguridad, de lo mejor que en estos meses finales del año se promociona en el llamado “interior del país”, esas tierras de nadie de las que a veces no se sabe tanto. La primera muestra personal de Yoandy Roche Camacho no sería la gran novedad en el circuito de la capital del país, ni por tratarse de retratos en gran formato ni mucho menos por el tema.

0.0.jpg

Este de tan manido es ya tópico: las investiduras sociales con que el ser humano ha de construirse para su vida pública. Se utiliza al clown como símbolo de esa actuación forzada; pues de cualquier forma un payaso nunca ha sido ni será un símbolo inocente. De ahí en parte que la expo tenga un espíritu tan teatral, con seis personajes representados con el maquillaje desvaneciéndose en sus rostros, incluidos el propio artista y el curador, que se miran entre sí. De hecho, en el “detalle” de la imagen del curador mirando al resto de los representados que componen la muestra, radica gran parte de la gracia. El resto, silencio, y tensión de la buena. Pues basta ya de tanta exposición insulsa, reiterativa y por ello mismo aburridísima pululando por ahí.

Si hasta a los conocedores no les queda más que decir que además de ser muy buena, es una exposición “lindísima”, algo que a veces hemos olvidado nada más y nada menos que en las artes visuales, para el público lego —cuyo aplauso me sigue pareciendo de los más agradecibles— ha resultado también tremendamente disfrutable. Despayasitados ha resultado ser de esas exposiciones a las que mucha gente que nunca ha puesto un  pie en una galería de arte, ha querido entrar a ver. No saben por qué y yo tampoco sabría explicarlo. Aunque me atrevería a decir que les gusta más que por ser lindísima, porque hasta para el más desconocedor es de esas exposiciones que dice “algo”; impone al espectador la curiosidad de develar qué le están diciendo esos rostros (des)maquillados en esos cuadros inmensos. Una seria convocatoria al juego. Despayasitados logra, sin mucho esfuerzo, una provocación que es propia solo del arte verdadero.

6-Serie Despayasitado, Despayasitado No 3. (216.5 cm x 148 cm). 2016.jpg

A los artistas y estudiantes de enseñanza artística no les ha quedado más que decir que las once obras ostentan un dibujo exquisito, que Yoandy Roche es todo un titán como pintor. Que esas texturas ya son suyas, que los detalles de los ojos —para muchos cercanos al hiperrealismo— son cosa formidable. Y no comprenden que un esgrimista con nada de formación inicial en arte y que después se graduó en Restauración-Conservación, ni siquiera en el curso regular diurno del ISA, logre estos lienzos sin apelar a un data show, solo mirando la laptop con las fotos que tomó a sus modelos maquillados por él mismo. A mí, que ya paso de largo, a lo mejor es cosa de la edad, por la mayoría de las obras en pared de las pocas exposiciones que me despiertan alguna motivación como para visitarlas, me ha devuelto la seguridad de que amo el arte, solo que en los últimos tiempos no lo reconocía ya entre tanta hojarasca pueblerina. 

Imagino esta exposición fracasada en lienzos de proporciones pequeñas o medianas. Una imagen sórdida como la de estos “despayasitados”, la metáfora cultural que encierran, no significaría nada de no emplearse el gran formato. De una manera coherente con la propuesta, desde luego, no se trata de alardes técnicos innecesarios ni de efectismos vacuos adolescentes.  Me sigo diciendo que es el gran formato en sus implicaciones psicológicas lo que soluciona eficazmente el diálogo entre el intimismo y la autonomía del género tradicional del retrato con la necesidad de extroversión de estas pinturas. O entre el silencio impuesto a esos rostros y el grito ensordecedor contenido, escondido bajo el maquillaje. Es el gran formato, en fin, lo que consuma el equilibrio buscado tras el drama interior de estas pinturas y permite el despliegue escenográfico preciso para implicar al espectador. 

13-DETALLE.jpg

No sé ahora si ya se ha hecho alguna curaduría orientada a ilustrar los usos del gran formato, una cuestión a veces no muy mirada en sus alcances conceptuales y obviada como apendicular o de orden más bien técnico.

Decía que Yoandy Roche no sería el gran suceso en La Habana; pero al menos tendría la posibilidad de homologarse —y vaya hipérbole— con esa camada joven que tampoco, quizás, ha hecho una pintura tan novedosa, que también a su modo ha reciclado, pero que sin duda ha aireado el panorama pictórico de la Isla en los últimos diez o quince años. Por mis intercambios con Roche, por conocer su trabajo, aseguro que comparte semejantes posturas éticas y estéticas.

Hace poco un amigo me comentaba, a propósito de la intelectualidad cubana, que algunas de las generaciones anteriores, además de complejas y “complejistas”, no sistematizaron el conocimiento, que se encandilaron con la primera novedad sin saber muy bien por qué. Pero que esta época estaba pariendo titanes que obligarían a esas generaciones anteriores a atarse los testículos con ellos. Esta época está pariendo titanes, o tiene los suyos, aparentemente más “descomplicados” que los de antaño, y desde el centro del país, en la pintura, doy fe de que Yoandy Roche es uno de ellos. 

14-De la Serie Despayasitado, ¨En su marcas-Listos-fuera¨ (Tríptico). (110 cm de diámetro cada uno). 2017.jpg
Noche insular, jardines delirantes

Noche insular, jardines delirantes

Harmonia Rosales: Rompiendo las barreras de estándares de belleza eurocéntricas

Harmonia Rosales: Rompiendo las barreras de estándares de belleza eurocéntricas