El Senor Corchea es un espacio de Elvia Rosa Castro para publicar sus textos sobre arte cubano y los de aquellos que deseen colaborar con ella. También intentara estar actualizado respecto a las noticias para que sus amigos y conocidos (y otras personas) conozcan la info de casi primera mano y rápida.
Aimée Joaristi, "de profundis"

Aimée Joaristi, "de profundis"

Por Marcela Valdeavellano-Valle

Parafraseando a Oscar Wilde en una época en que lo usual es la superficie extendida, me acerco al trabajo de la artista cubana / costarricense / española, Aimée Joaristi, quien se lanza sobre el lienzo sin ningún salvavidas, como alguien que sin pensarlo dos veces se precipita en medio del océano desde alturas inconmensurables, mientras los espectadores, llenos de morbo, saben que a más de cien metros la superficie del agua se vuelve sólida como el concreto.

Aimée Joaristi, Camino, técnica mixta sobre lienzo, 150x 150cm. 2016

Aimée Joaristi, Camino, técnica mixta sobre lienzo, 150x 150cm. 2016

Pero para pasmo de conocedores, ella no sólo sale a flote, sino que domina el líquido elemento a su antojo. Aimée es la clavadista quien con su pintura gestual ha rebasado los límites del consenso de la institución del arte centroamericano, yendo mucho más allá de la mirada subalterna de las ferias y bienales del Istmo, pendientes de los dictados de la moda de las pasarelas del arte contemporáneo internacional y basándose en ellas para calificar y premiar a los que mejor siguen las tendencias “globalizadas”.

Aimée es una nadadora solitaria, se sumerge en las transparentes aguas de la superficie de sus pinturas y como profesional del buceo profundo desciende muchísimos metros más que los demás buzos/artistas, que sólo realizan buceo recreativo de superficie, a su alrededor. Para ejemplificar su capacidad para evitar la narcosis y la toxicidad del éxito, ella trabaja diariamente sin darse un respiro, necesita del lienzo y las diferentes profundidades que ella encuentra en él para ofrecernos esas piezas que abren mundos oscuros a la superficie. El día que le comunicaron que había sido ganadora del International Emerging Artist Gallery Award de Art Dubai, yo estaba con ella y la veía ir y venir sobre el lienzo con el aerosol en la mano. Cuando le mostré el mensaje recién recibido en su iPad, apenas bajó un poco la máscara para pintura aerosol, mostrándome una sonrisa y continuó. Similar fue su reacción cuando Rebeca Wilson, la curadora de Saatchi, la galería londinense, le comisionó una pintura para un personaje en la Isla de Malta. No quería hacerla, porque porfiaba que ella no trabaja por encargo, hasta que yo, como su curadora local, le expliqué por qué era realmente importante aceptar la comisión.

Cuando se lanza sobre un lienzo, nada la distrae de su zambullida. Quienes verdaderamente saben que el verdadero artista vive EN su trabajo y no DE su trabajo, le representan, tal como Jorge M. Sori, el galerista de los grandes latinoamericanos en Miami, así como Klaus Steinmetz Contemporary, en Centroamérica, quien la ha representado en dos ferias importantes de arte emergente en España, JUSTMAD y SUMMA Contemporary. También el curador colombiano Ramiro Camelo, quien la invita a ArtChicó y ArtBo, este año o el francés Emmanuel Javogue, coleccionista, curador y marchand, quien le seleccionó para su feria Tamarindo Art Wave, como la artista más trascendente de Costa Rica, con una muestra retrospectiva de su trabajo artístico: pinturas y arte objeto.

Entre sus propuestas objetuales de hace unos años, realza la de las tres muñecas de algodón, tamaño natural, forradas de lino, con el rostro pintado con tinta china y un corazón forrado de seda de terciopelo rojo, que guarda un rubí de un kilate en el pecho de cada una. Esta instalación forma parte actualmente de la colección del Museo de Arte de Riga, Letonia, siendo seleccionada durante la V Trienal Internacional de Fibra y Arte Textil de Riga. El título de esta propuesta es “Ambición vrs. Compasión”, ¿confías en que la artista te diga que en el corazón la muñeca guarda un rubí, (que puedes tocar por fuera) o debes romperle el corazón para quedarte con la gema? tal como los seres humanos hacemos con nuestros semejantes como regla general.

Aimée Joaristi, Limbo, técnica mixta sobre lienzo, mixedmedia oncanvas, 150 x 150 cm. 2016

Aimée Joaristi, Limbo, técnica mixta sobre lienzo, mixedmedia oncanvas, 150 x 150 cm. 2016

La criptomnesia de su alma cubana, surge desde 2013 en un trazo sobre un collage en homenaje a El Bosco, que ella no sabía que era el símbolo de Elegguá, el que abre los caminos y definitivamente los abrió de par en par en otro proyecto objetual que fue seleccionado para exhibirse en SOFA Chicago Art Fair: The Symbo Project, en el que creó un lenguaje sin significado racional, cuyas formas recuerdan a Wilfredo Lam y que recortado en metacrilato se convierte en una posibilidad intercambiable sobre un lienzo. También realizó varios “table top” en metacrilato intervenidos a mano y una escultura en metal con los mismos. Su intención, según sus propias palabras, fue esta:

“Para descifrar SYMBO, se requiere más que conocimientos formales y abstracciones mentales. Los signos de este alfabeto constituyen emociones que no se interpretan, sino que se perciben, porque designan sensaciones humanas universales, que no necesitan traducciones. Por eso, cada frase es una pieza, que además puedes reformular, moviendo los signos a tu libre albedrío, como nuestras decisiones."

La buceadora de misterios, inició en 2015 con su serie “Silencios & Gritos” la sumersión oscura sobre un lienzo blanco, derramando espesos y voluminosos manantiales monocromáticos con lejanas trazas de ocres, sienas y bronces. En este proceso, las tizas asumieron la importancia de una caligrafía apasionada compuesta por rasgaduras sobre lienzo y pegotes de pintura, jirones de lo inmediato. A esta serie le siguió “Pecados & Mortales” en la que el color volvió a ser el protagonista de sus inicios, pero flotando en la superficie de las simas de sus lienzos oscuros, presto a salpicar al espectador. Luego llegaron los “Nocturnos”, puerta noctámbula a la humedad que comenzó a bañar traslúcida y ambarina su obra, tal como los arroyos que surgen de las honduras de la tierra, con fuerza para convertirse en los ríos turbulentos que luego formaron con su caudal remolinos, conduciéndonos de vuelta a las entrañas de espacios secretos que en su devenir sobre lienzos circulares, asemejan portales a extrañas dimensiones, porque nadie frente a su obra puede girar sobre sus talones y alejarse indiferente. Puede adentrarse o huír, dependiendo de que sea un amante de la seguridad o la aventura, y la obra de Aimée es una experiencia de alto riesgo, porque nos enfrenta con lo más difícil de encarar, las hondonadas de nuestro inconsciente colectivo.

Aquí yace toda la poesía

Aquí yace toda la poesía

Políticamente imperfecto

Políticamente imperfecto