El Senor Corchea es un espacio de Elvia Rosa Castro para publicar sus textos sobre arte cubano y los de aquellos que deseen colaborar con ella. También intentara estar actualizado respecto a las noticias para que sus amigos y conocidos (y otras personas) conozcan la info de casi primera mano y rápida.
Evaluación

Evaluación

María Carla Olivera finalmente defendió su tesis de grado en Licenciatura en Historia del Arte. Digo finalmente porque si tarda dos días una de las dos muere: o ella o yo. Su tesis, titulada El picnic de la identidad (arte cubano 2000-2013), ha resultado ser un material fuera de serie y permite mantener cierta esperanza (que no “esperanza cierta”) sobre la pesada “aristocracia mental” de algunos estudiantes de esa especialidad. Aquí les dejo mi evaluación de tutora, leída en el acto de defensa. Próximamente publicaré fragmentos de sus tesis.

La Habana, 17 de junio de 2016

A tribunal, tesis de María Carla Olivera:

Hace tres años María Carla quería un tema filosófico y con entusiasmo se lo ofrecí en bandeja. Le di la oportunidad de desarrollar algo que ya había esbozado en el 2007 con De la megalomía a la bobería al Nullpunk y casi me arrepiento. Casi.

upload.jpeg

O había una falla de origen en nuestro actual sistema de enseñanza o yo estaba exigiendo mucho de una estudiante muy joven. O, ambas cosas. Lo cierto es que casi me arrepiento, y maldije a Cynthia por enviarla a mi casa. Pero no sólo María Carla era joven y objeto de una enseñanza agrietada, sino que ella misma se estaba desidentizando. Su vida se vaciaba de contenido y se resignificaba en todos los sentidos posibles. Todas sus identidades se quebraban para romper la disciplina que el tema de la identidad requería. Era la suya (aún lo es) una vida demasiado caótica para un tema demasiado estricto. Yo sufría.

Pero María Carla posee demasiado talento e igual dosis de dignidad y aunque tiene una relación blanda con el tiempo cumplió cada cronograma con precisión suiza. Fue precisa y leyó muy bien cada texto, obra y referencia. Caló sus sabias, pensó y he aquí el resultado. No sólo estamos en presencia de una tesis de altos quilates sino que tal vez a partir de su análisis se cambie el léxico en las artes visuales de nuestro país: resultará obsoleto, aunque sí fácil, hablar de arte cubano. Más atinado sería, si entendimos bien, hablar tal vez de arte hecho por artistas cubanos. Hay un giro epistémico no declarado aquí en esta tesis y seríamos unos tontos si no nos apropiamos de él.

María Carla, siguiendo una metodología eficiente con origen en Hegel, repasó de manera brillante las teorías sobre identidad, repasó con asombro la historia de Cuba y sus ideas (salvando océanos de ignorancia) y le entró al arte cubano (o arte hecho en Cuba) como si entrara al patio de su casa; y a un tema tan ríspido le ha dado swing entre otras razones por su aptitud para hacerlo total: supo combinar saberes disímiles, reubicarlos, insertando su estudio en ese terreno propio de los jóvenes neo ilustrados.

Por suerte no me arrepentí. No pido mucho, solo que no la molesten, que le den el 5 que lleva, ah!, y que se proponga la tesis para publicación.

Atte.

MsC. Elvia Rosa Castro

3M art residency: Residency Opportunity, Colombia

3M art residency: Residency Opportunity, Colombia

Panel conversatorio en el Centro Provincial de Artes Plásticas y Diseño

Panel conversatorio en el Centro Provincial de Artes Plásticas y Diseño